koker

Trilogía de Koker – Abbas Kiarostami

¿Dónde está la casa de mi amigo? (1987)

Irán

En una escuela en Koker, un pueblo en el norte de Irán, Ahmed ve cómo el profesor amenaza a su amigo Mohammad con expulsarlo de la escuela si llega una vez más sin hacer su tarea. Ese mismo día, Ahmed se lleva por error el cuaderno de su compañero. Cuando se da cuenta de lo ocurrido, comenzará un viaje para encontrar la casa de Mohammad, que vive en un pueblo cercano.

Primera película de la llamada Trilogía de Koker. Aquí, la niñez toma un papel fundamental, mostrándose como fuente de amor y sabiduría eterna. La inocencia y la pureza del alma se enfrentan a una tradición que no escucha. Reflejo de una infancia relegada por las costumbres, los adultos y el Estado, que se rebela por amor a las cosas importantes de la vida.

Y la vida continúa (1992)

Irán

Luego de que un terremoto devastara el norte de Irán, un director de cine y su hijo deciden ir a Koker a buscar al niño que protagonizó la última película que rodó: “¿Dónde está la casa de mi amigo?”.

Segunda parte de la Trilogía de Koker. Moviéndose entre la ficción y el documental, Kiarostami nos lleva a un nuevo viaje por el mundo rural de Irán. En este filme, la fuerza vital que mantiene en pie incluso a quienes lo han perdido todo, es el tema central. La niñez y su sabiduría también tienen su parte, a través de reflexiones y pensamientos sobre la vida, la muerte, la pérdida y la esperanza.

Irán

A través de los olivos (1992)

Esta película muestra el detrás de cámaras de “Y la vida continúa”, mientras, de fondo, una historia de amor y desamor entre dos actores pone en riesgo la producción de la película: Hossein, un muchaho que sirve de asistente para el equipo de rodaje y a quien se le ha dado un pequeño papel, está perdidamente enamorado de Tahereh, una chica con quien debe compartir escena, pero ella y su familia lo rechazan por ser pobre y analfabeto.

Última parte de la Trilogía de Koker. Nuevamente la línea entre la ficción y el documental se desdibuja, en una especie de metacine que muestra la naturaleza del arte de Kiarostami. En este tercer capítulo, el director vuelve a reflexionar en torno a la tradición y a las ideas que aún viven en las personas mayores. Hossein, que interpreta a un marido severo, muestra su parte más vulnerable al hablar de su desamor. El muchacho, desde su dolor, pero también desde la esperanza de ser correspondido, habla sobre sus sueños, sus ideas sobre el amor y de cómo piensa que debería ser la vida para que el mundo sea un lugar más justo y las personas puedan ser más felices.

Por David Millán.

No hay comentarios